Saltar al contenido

¡ATENCIÓN! Después de ver esto no dejarás a tus niños mirar Peppa Pig

Todas las personas hemos visto alguna vez a la cerdita Peppa, tal vez no te hayas tenido el tiempo para ver el programa, pero es un personaje tan popular que lo vemos en todos lados, tiene a los niños de cabeza y desde que se estrenó en 2004 su éxito no ha parado.

Si nunca has visto un episodio de “Peppa Pig” sigue así, aún estás a salvo, porque ahora se dice que la ciencia ha comprobado que es malo para los niños… una cosa es el boca en boca, pero cuando la ciencia lo comprueba son otros terrenos que merecen nuestra atención.

Esta investigación se ha mantenido escondida por la popularidad del programa, pero en estos tiempo ya nada puede ser un secreto y esto fue lo que se reveló:

Un estudio realizado en Harvard “Peppa Pig” afirma que despierta en los niños problemas de adaptación social, el psicólogo Marc Wildemberg dijo que quienes ven el programa por 80 minutos o más al día, aumentan en un pequeño porcentaje las probabilidades de desarrollar problemas de comportamiento, como: No tener la habilidad para entender que los demás tienen necesidades, no tener capacidad de ponerse en el lugar de los demás, deseos y creencias que pueden ser diferentes a las de uno mismo.

Esto es resultado de que el personaje vive con un síndrome de superioridad, busca que sus ideas sobresalgan y no acepta opiniones ajenas, incluyendo las de los espectadores, diferencia de otros populares programas infantiles que animaban a los niños a involucrarse y dar opiniones sobre lo que pasaba en la historia, Peppa Pig resultó ser un poco egoísta.

Al final lo único que provoca en los niños que ven su programa es que crezcan con inseguridades, afectando sus habilidades sociales y haciendo que pierdan las ganas de resolver sus problemas.

Sección de comentarios