Saltar al contenido

😸El verdadero origen del meme del gato ‘me dijiste que’ 😸

Si estas aquí es porque estás buscando el origen de este famoso meme que está dando la vuelta al mundo.
El meme de la mujer gritándole a un gato sentado en la mesa está en camino de convertirse en uno de los más populares de 2019. Los usuarios de distintas redes sociales han compartido la imagen con un texto que describe situaciones comunes que muchos han vivido.

En todos los memes aparece una mujer llorando que le reclama a un gracioso gatito blanco que parece sorprendido por la situación, mientras una amiga intenta darle consuelo.
Cada escena pertenece a dos situaciones diferentes y si no fuera por el meme, las mujeres y el felino probablemente nunca hubieran estado juntos.

Una de las dos imágenes que aparecen pertenece a la serie de telerrealidad “The Real Housewives of Beverly Hills”, donde se da seguimiento a la vida de mujeres ricas de Los Ángeles, California.
Taylor Armstrong y Kyle Richards, tía de Paris Hilton, son dos de las mujeres que aparecen en ese programa y quienes protagonizan la escena del meme.

La segunda foto está protagonizada por un gato blanco detrás de un plato con ensalada en lo que parece una mesa de restaurante. La fotografía fue tomada por Miranda y Zach Raymond, sus cuidadores. De hecho es la primera publicación en la cuenta de Instagram Smudge Table Cat, dedicada a este minino donde se le ve disgustado por comer vegetales o dormido en algún sillón, quien tiene más de 400,000 seguidores.

El famoso gato es de raza angora y vive en Ottawa, Canadá, con sus papás Miranda y Zach Raymond, quienes se dedican a tomarle fotos. El meme donde aparece comenzó a circular por redes sociales desde junio de este año, pero antes ya habían comenzado a juntar las fotos en una publicación.

El 1 de mayo la usuaria de Twitter @MISSINGEGIRL publicó ambas imágenes juntas y dijo “estas fotos juntas me están haciendo perder la cabeza”, pero todavía no estaban unidas en un solo montaje y tampoco tenía texto.  Al día siguiente un tuitero unió las fotos y las publicó, sin embargo, seguía faltando el mensaje que detonó el meme.

Pasó casi un mes para que se otro persona publicara en Twitter el meme con todos los elementos con los que se hizo famoso: las imágenes unidas en un collage y el texto que siempre comienza con la frase “me dijiste que…” seguido de una expectativa y el gato contesta a todas las reclamaciones.